Las sillitas infantiles de coche llevarán una alarma “antiabandono” obligatoriamente en Italia

En algunos países como en Italia, las sillas de niños para coche deberán llevar una alarma antiolvido de forma obligatoria. De no ser así, las multas oscilarán entre los 81 y los 326 euros junto a la suspensión del carnet de conducir.

bebé durmiendo en coche

Aunque pueda parecer imposible e impensable es algo que puede suceder. Y lo peor: le puede pasar a cualquiera. Desafortunadamente, cada año hay algún caso de bebé o niño pequeño que muere olvidado dentro del coche. Para poner remedio a este problema, algunos países ya han aplicado medidas. En Italia, los asientos para niños de hasta cuatro años tendrán que llevar una alarma que se encargará de avisar al conductor de que su “pequeño pasajero” aún sigue dentro del vehículo.

Se trata de un dispositivo ‘antiabandono’ que obligatoriamente tendrán que incorporar en las sillitas para niños de hasta cuatro años o de hasta 1,50 metros de altura. Solo falta que sea publicado en el BOE del país para que la norma entre en vigor quince días después. No obstante, los fabricantes tendrán de margen unos 120 días para que los empiecen a integrar en sus asientos con las características técnicas que necesitan.

Y cada mecanismo es distinto. Unos utilizan sensores y envían una señal visual y sonora al móvil. Otros mandan una señal de socorro a determinados números de teléfono. Algunos incluso avisan al conductor a través del display de la presencia del niño y piden confirmación de haber visto el aviso utilizando el móvil. De no responder, envían un SMS a los números de emergencia.

Otro tipo de dispositivos está conectado a la almohadilla de la sillita y se activa cuando el bebé se agita demasiado. Y otros se llegan a conectar a la cintura del asiento y emiten señales automáticas verdes o rojas -en caso de olvido-.

El precio de estas peculiares alarmas rondará entre los 35 y los 100 euros y su uso, como decimos, será obligatorio. En caso de no llevarlas, las multas previstas van de los 81 a los 326 euros, junto a la suspensión del carnet de conducir entre dos semanas y dos meses a los reincidentes.

Para hacer frente a los numerosos casos que se estaban registrando en el país italiano, en 2014 ya se presentó en el Parlamento la primera ley para que los asientos incorporasen tal dispositivo. En 2018se aprobó, pero no se puso en marcha por algunos matices negativos que señaló la Unión Europea. Finalmente, con todos los requisitos necesarios para ello, este 2019, el Consejo de Estado ha dado luz verde a la propuesta.

Esta trágica situación de la que hablamos mayoritariamente se produce por el olvido de los padres que horas después, cuando regresan al coche, se encuentran con lo más terrible que podrían imaginarse. Seguramente, ya has tenido tiempo de haber pensado “pero ¿cómo es posible que un padre pueda dejar a su niño y no darse cuenta de ello?”

Lo cierto es que este fenómeno es un síndrome que existe y es conocido como Síndrome del Bebé Olvidado. Por desgracia nadie está exento de que pueda sucederle, ¡aun siendo el padre más cuidadoso y atento del mundo! Y esto puede deberse a varios motivos porque la mente humana no es, ni de lejos, perfecta.

David Diamond, Doctor de Filosofía y profesor de psicología en la Universidad del Sur de Florida, ha realizado una investigación durante años para estudiar este tipo de comportamientos desde perspectivas neurobiológicas y cognitivas. En un documento sobre la investigación, David comparte los posibles motivos por los que los niños son olvidados en el coche. Fundamentalmente señala tres causas:

  • Que el conductor pierda conciencia de la presencia del niño
  • Que haya un fallo en la “memoria prospectiva” del cerebro del conductor
  • Que intervengan factores estresantes y distracciones fuertes durante el trayecto

Según pudo comprobar en los casos de padres que entrevistó, todos tuvieron una falla en el sistema de memoria de su cerebro. Por lo que su compromiso como padres no tuvo nada que ver con el doloroso suceso que vivieron. Teniendo esto en cuenta y sabiendo que a cualquiera podría ocurrirle, está claro que esta propuesta por parte de Italia es una medida que, sin duda, deberían tomar más países… ¡Muchas muertes inocentes podrían evitarse!