Terminator: Destino oscuro

Secuela directa de «Terminator 2: El Juicio Final». Película que marca el regreso de Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger en sus icónicos papeles de Sarah Connor y el androide T-800.