¿Un pan sin horno y con apenas levadura? Sí, te enseñamos cómo

¿Un pan sin horno y con apenas levadura? Sí, te enseñamos cómo

Hace algunos meses os contábamos como aquellos que se autodenominan panarras han conseguido elevar el pan a producto gourmet. Y no es para menos, no hay despensa en nuestro país que no cuente cada día (o, al menos, se dé el capricho semanal) de contar con una buena barra -ya sea el más clásico, tostado, integral, de molde o harina de trigo-, para servirnos como acompañamiento de cualquier plato, ser el desayuno perfecto junto a un buen aceite de oliva o salvarnos la cena con un rápido bocadillo. El que hoy te enseñamos a preparar es sin duda el más fácil de todos.

¿QUÉ ES EL PAN NANN Y CON QUÉ PUEDO COMERLO?

El pan naan no es un pan al uso y no es, por supuesto, tan delicioso como uno bueno de masa madre, por lo que su combinación en la cocina es bastante diferente. No es crujiente, sino blando, aromático y con sabor propio, pues suele llevar hierbas aromáticas como tomillo o ajo en polvo e, incluso, los hay que les suman una cucharada de miel o infusionan la mantequilla de sus ingredientes con aromas que le haga ser, por si solo, un auténtico aperitivo. Desde ¡HOLA! Cocina te lo recomendamos para acompañar salsas, para dipear con un buen hummus casero o para servirte de base con algún queso.

¿CÓMO PUEDO PREPARARLO?

El pan naan es una variedad de los panes hindúes que se prepara en una sartén (mejor si es de hierro fundido), no necesita horno y utiliza muy poca levadura, lo justo para que se nos eleve un poco, pero se mantenga plano. Lleva, por supuesto, harina de trigo y en apenas medio día puedes tenerlo listo para consumir. Es muy fácil de preparar, tan solo tienes que pinchar en la receta al final del artículo, vigilarlo bien mientras lo cueces y cubrirlo con un paño de algodón una vez lo termines de hacer.

receta-pan-am-indio-en-casa